Sin rastros de Araceli: Un allanamiento en Carapachay y más de 300 casas revisadas

La joven lleva 15 días desaparecida. Continúan los rastrillajes. La recompensa por una pista aumentó $500 mil.

Araceli Fulles, la joven de 22 años de San Martín lleva dos semanas desaparecida. En este tiempo las investigaciones policiales revisaron más de 300 viviendas de los barrios Libertador y 9 de Julio en la zona de San Martín. También se hicieron rastrillajes con buzos y kayacs de la División Siniestral de la policía bonaerense que revisaron el río Reconquista y el arroyo Morón, la misma zona en la que se hicieron rastrillajes en agosto de 2014, para tratar de encontrar a Melina Romero.

En la noche del jueves, la policía allanó dos de los domicilios en Vicente López, más precisamente en la calle Castelli al 6000 de la localidad de Carapachay.  Según informó La Nación, en esa casa vive un joven de 25 años y cuando los policías irrumpieron en la vivienda, hallaron detalles que indicaban que el muchacho huyó minutos antes y que alguien le habría avisado que la policía se dirigía al lugar. No obstante, luego de revisar la vivienda, los investigadores no encontraron rastros de Araceli.

La pista para que los policías llegaran a esas viviendas de Carapachay fue aportada por dos chicas que se presentaron ante los padres diciendo saber donde estaba Araceli. Debido a que no querían hablar con la policía, fueron con el hermano de la joven desaparecida hasta un departamento situado en San Martín.

A pesar de la condición que impusieron ambas jóvenes, un policía vestido de civil los siguió hasta el edificio de Alcorta y Las Heras. Cuando las chicas llegaron al lugar, los policías irrumpieron en el inmueble. Allí tampoco encontraron a Araceli. Sin embargo, el muchacho que vivía en el departamento manifestó que la joven desaparecida estuvo en el lugar y se fue un día antes con otro hombre a una casa de Carapachay. Hasta el momento, esa pista tuvo resultados negativos.

Compartir