Bomberos de Villa Ballester: El rol voluntario más allá de la emergencia

Las actividades sociales, el funcionamiento de un cuartel, las campañas de donación y la vocación del bomberos fuera del ámbito de los incendios, contado en primera persona por Mario Oyarzo, jefe del cuartel de esta localidad sanmartinense.

La visión de la vida del bombero voluntario suele estar encuadrada en una imagen con fuego, trajes ignífugos, autobombas y situaciones riesgosas, pero hay algo que va más allá de las emergencias, y que hacen a la institución un emblema social.

Mario Oyarzo, jefe de los Bomberos Voluntarios de Villa Ballester, habló con Que Pasa y contó cuáles son las vivencias y dificultades del rol del bombero voluntario, no sólo en los momentos límite, sino también en la cotidianeidad del cuartel. Además, contó el funcionamiento la institución, las actividades que llevan adelante, y acerca de una campaña de donación que la entidad realiza para recaudar fondos (Ver abajo: La campaña de donación).

– La primera, corta y al pie. ¿Cómo es ser bombero voluntario?

Ser voluntario es complicado, porque uno debe tener un trabajo para subsistir y vivir, y en los tiempos libres dedicarle tiempo al cuartel, que significa no sólo ir y estar allí, sino también crecer, capacitarse y formarse para brindar un buen servicio. Ser bombero no es sólo estar en la emergencia, sino también en el día a día.

– En general, los bomberos son una entidad que se ganó el cariño de una mayoría de la gente. ¿A qué crees que se debe?

Creo que el hecho mismo de ser voluntario, de ser una entidad creíble, de que no se le conozcan hechos de corrupción, hace que la gente se acerque para apoyarnos. Somos los primeros que estamos, tratamos de ser lo más profesionales posible y eso la gente lo valora. También hay un acercamiento innato porque somos vecinos como cualquier otra persona.

– ¿Cómo es la visión del bombero voluntario que tiene la sociedad?

Alguna gente piensa que por ser bomberos podemos hasta volar, pero tenemos nuestras limitaciones como toda persona normal, sólo que construimos una vocación de ayudar y eso nos hace prepararnos, pero no hace que seamos irrompibles o invencibles. Nosotros corremos el mismo riesgo que cualquier otra persona cuando hacemos alguna actividad peligrosa, pero aprendemos a tomar precauciones. Somos personas vulnerables, con una familia, con hijos que van al colegio, con problemas en casa, como cualquier otra persona, pero con la responsabilidad extra que requiere la vocación de servicio.

– ¿Cuáles son las mayores dificultades que se afrontan en el día a día?

Sin dudas tiene que ver con el mantenimiento del cuartel. Hoy recibimos pequeñas ayudas de Nación y de Provincia, pero no alcanzan para cubrir los gastos que tenemos. Rondan los $80 mil mensuales, y pagamos, por ejemplo, $40 mil de luz solamente. Y estas inversiones, que son necesarias, también forman parte de ese profesionalismo, de poder brindar un buen servicio, de poder estar en pocos minutos cerca de la gente.

La campaña de donación

“Hay que mantener los cuarteles, y son muchos los gastos que tiene un cuartel de bomberos, y muy caros, por eso buscamos la alternativa para solventar esto. Tenemos varias formas de hacerlo, pero entendemos que las redes sociales se transformaron en una herramienta fundamental para llegar a los vecinos”, dice Oyarzo, y por este motivo llevan adelante una campaña de donación desde su página de Facebook, explicada en tres simples pasos, en el siguiente vídeo:

Colaborá con tus bomberos

¿Tenés un minuto? Subí el volumen y dale click al video, tus bomberos tienen algo para contarte.Una ciudad mejor protegida la construimos entre todos.

Posted by Bomberos Voluntarios de Villa Ballester on Wednesday, March 1, 2017

Las actividades sociales de los bomberos

Charlas en escuelas, programas de concientización y prevención, visitas guiadas, son algunas de las actividades que se realizan desde la entidad de Ballester, con el objetivo, dice Oyarzo, “de acercarse a la comunidad, de establecer un vínculo real, porque esa es la idiosincrasia de ser bombero”.

“Somos Reyes Magos, Papá Noeles, celebramos el Día del Niño con los vecinos, con shows musicales, mimos, y actividades para los chicos que inculquen valores de solidaridad”, relata Mario, y en ese sentido, destaca la creación del espacio Bomberitos, un lugar único en Sudamérica, en el que se hace un recorrido donde jugando, aprenden medidas de prevención a partir de los tres años.

“Es un circuito preparado especialmente para que los más chicos sepan como manejarse ante una situación de emergencia, pasando por distintas etapas lúdicas. Llevó más de tres años construirlo y estamos orgullosos de que los niños puedan acercarse para jugar y aprender”, concluye.

Artículos Relacionados

Juan Eslaiman presentó los nuevos cursos laborales del Frente Renovador en San Martín El concejal estuvo en la apertura de los talleres que se realizan en Barrio Sarmiento y que son abiertos a la comunidad. Allí, compartió un encuentro ...
Versiones encontradas sobre intoxicados en el Hospital Eva Perón de San Martín Desde la Asociación de Médicos de la República Argentina (AMRA) denunciaron que personal y familiares de pacientes fueron “atendidos por la inhalación...
Agenda Cultural de Zona Norte: del lunes 13 al domingo 19 de agosto Buenas bandas y homenajes si querés disfrutar de música en vivo, festivales y obras de teatro, varietés y ciclos de cine. También hay milongas y noche...
El Estado en tu Barrio acerca trámites y consultas a vecinos de Zona Norte El programa acerca delegaciones de diferentes ministerios y secretarias de la Nación y la Provincia, para que los vecinos puedan realizar trámites cer...
Más en el Mitre, menos en el Belgrano: Cómo viajan los usuarios de las líneas de la región Un trabajo difundido por el Ministerio de Transporte de la Nación establece que aumentó el 82% la cantidad de usuarios del Mitre. Cómo influyeron las ...