Vélez Sarsfield, Villate y otras calles del Centro Comercial de Munro cambiarán de sentido

Además de dos de las arterias principales de la zona céntrica de la localidad, también modificarán la dirección de las calles Marconi y Baigorria. Muchas líneas de colectivo que circulan por la zona deberán cambiar su recorrido.

El Centro Comercial de Munro es un espacio de confluencia constante de vecinos del distrito, que históricamente se dan cita entre esas calles para realizar compras, disfrutar de espectáculos culturales, pasear por las plazas del barrio o simplemente utilizarlo como paso para ir a estudiar o trabajar.

Tras las reformas hechas en el último tiempo en esa zona, ahora el Municipio de Vicente López cambiará de dirección varias arterias principales y calles aledañas al centro comercial, teniendo en cuenta que, en muchas de ellas, los conductores tienen la posibilidad de circular hacia varias direcciones “poniendo en riesgo a los peatones y a otros conductores”, según lo expuesto en el proyecto de ordenanza.

La Av. Vélez Sarsfield, por ejemplo, tendrá sentido único en dirección este-oeste, desde su intersección con la Av. Mitre hasta la calle Sgto. Baigorria, luego del cruce de vías de la estación Munro del Ferrocarril Belgrano Norte. En este tramo, continuará permitido el estacionamiento de ambas manos, excepto en rampas, sendas peatonales, paradas de colectivos, reservas de carga y descarga y frente al Centro Cultural Munro y la delegación de PAMI.

Por otra parte, Villate también tendrá un solo sentido de circulación: será de oeste a este, también entre Sgto. Baigorria y Av. Mitre, pero con el estacionamiento prohibido en ambas manos.

Además, la calle Baigorria del lado este, entre Vélez Sarsfield y Marconi, tendrá sentido de norte a sur. Mientras que en su lado oeste, tendrá ese mismo sentido, pero entre las calles Marconi y Villate.

Por último, Marconi pasará a tener doble sentido de circulación entre Belgrano y Baigorria, y entre G. Méndez y Baigorria.

Estos cambios obligarán a las empresas de colectivos a cambiar sus recorridos para adaptarse a los nuevos sentidos circulatorios. La ordenanza que establece estos cambios, también incluye la debida capacidad de autorizar las paradas correspondientes para la líneas 41, 40, 333, 343, 130, 93 y 184, en las zonas de influencia.

El proyecto fue aprobado en diciembre por el Concejo Deliberante y se espera que los cambios se concreten durante los meses de verano.

Fuente: Mariano Fernández para QuePasa