Cayó la “Banda de los Restó VIP”, que robaba restaurantes en Vicente López

Los cinco delincuentes fueron detenidos y están acusados de cometer varios asaltos con el mismo modus operandi. Cuatro de ellos estaban en un hotel de Constitución.

Cinco sospechosos fueron detenidos acusados de integrar la llamada “Banda de los Restó VIP”, a la que se le atribuyen al menos cuatro asaltos a restaurantes exclusivos del partido bonaerense de Vicente López.

Cuatro de los cinco sospechosos fueron detenidos esta madrugada en dos habitaciones del “Hotel Luján”, ubicado en la calle Ceballos 1770 del barrio porteño de Constitución, donde se secuestraron armas y drogas.

La investigación estuvo encabezada por el fiscal Alejandro Guevara, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Vicente López Este, quien trabajó para identificar a la banda junto a tres comisarías de la Jefatura Distrital Vicente López de la policía bonaerense y dos áreas de la Policía Federal Argentina (PFA): la Dirección General de Inteligencia Criminal y la Dirección Urbana de Prevención Zona Norte.

En total, el fiscal y la policía realizaron cinco allanamientos, tres en Capital Federal y dos en provincia de Buenos Aires, con orden del juez de Garantías 4 de San Isidro, Esteban Eduardo Rossignoli.

Los cuatro detenidos de hoy fueron identificados como Ibán Alexis Amenta (18), Matías Alejandro Silva (19), Marcelo Fabián Dundo (19) y Mariano Gabriel Figueroa (21), mientras que hace diez días fue aprehendido en un tiroteo registrado en la localidad de Carapachay, el primer imputado de la causa, Rubén Guatelli.

En poder de los sospechosos se secuestraron más de 10.000 pesos, 1.100 dólares, armas de fuego y algunas dosis de cocaína y marihuana, razón por la cual también quedaron detenidos a disposición de la justicia federal porteña.

Los cinco detenidos serán indagados en las próximas horas por el fiscal Guevara acusados del delito de “robo calificado por el uso de arma de fuego”, que prevé una pena de 5 a 15 años de prisión para cada uno de los hechos.

Los robos de la “Banda de los restó VIP”

El fiscal Guevara investiga uno de los primeros robos atribuidos a esta organización, ocurrido el 13 de noviembre pasado en el restó María Félix de la avenida Del Libertador 2701, esquina Alberdi, a cinco cuadras de la quinta presidencial de Olivos.

El asalto ocurrió alrededor de las 22.30 cuando cuatro delincuentes, tres de ellos hombres y la restante una mujer, amenazaron con armas de fuego a los empleados y a las 20 personas que había sentadas en las mesas, entre ellas una secretaria privada del ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo.

Los ladrones no sólo robaron la caja, sino que recorrieron mesa por mesa para llevarse dinero, billeteras, relojes y algunos celulares.

Pero el primero de los episodios, ocurrió el 7 de noviembre en la tradicional parrilla “Los Tres Amigos”, ubicada en la calle Zufriategui 2810 de Villa Martelli, a metros de la General Paz y el límite de Vicente López con la Capital Federal, donde la banda actuó del mismo modo.

También se cree que estos mismos delincuentes fueron los que asaltaron el 22 de noviembre en el restó “Mercado Central”, de avenida San Martín 898 esquina Segurola de Vicente López.

El último de los hechos atribuídos a esta banda se produjo el 25 de noviembre en el restaurante de comida japonesa “Zu.Sushi”, ubicado en avenida Del Libertador 1501 de Vicente López.

El modus operandi siempre era el mismo: la banda llega en un automóvil de donde bajaron cinco asaltantes, cuatro hombres y una mujer que quedaba de campana, la mayoría armados.

Uno de los ladrones se encargaba de la caja y la recaudación y el resto pasaba por las mesas donde había comensales y les robaban dinero, carteras y celulares.

En pocos minutos, los delincuentes volvieron a subirse al mismo auto y escaparon a toda velocidad en dirección a Capital Federal, donde se está investigando si los mismos delincuentes son los que asaltaron hace unos días un restaurante del barrio de Villa Urquiza y otro en Belgrano.

El fiscal Guevara también pudo determinar que en la mayoría de los hechos la banda hacía una tarea de inteligencia previa para ver que no hubiera policías en los locales.

“En María Fénix, antes de que llegue la banda, un hombre entró al restaurante para averiguar si había algún policía porque tenía a su mujer descompuesta en un auto y ante la respuesta negativa, se fue. Creemos que en realidad era un cómplice que se estaba asegurando de que no hubiera un uniformado. A los pocos minutos ocurrió el asalto”, dijo a Télam uno de los investigadores judiciales de la causa.

Fuente: Télam / Clarín / Online911
Compartir