Croquiseros Urbanos, otra experiencia de retratar la ciudad

Son artistas y arquitectos que recorren los barrios y dibujan a mano alzada sitios históricos un día al mes. San Isidro fue uno de los destinos elegidos de la zona norte.

Ituzaingó y Av. Del Libertador. Margarita García Simón.

Los “Croquiseros Urbanos de Buenos Aires” son un grupo de arquitectos, pintores, dibujantes unidos por la pasión por el dibujo a mano alzada y la observación de las ciudades. El proyecto surgió en 2010 con el objetivo de condensar la pasión por lo urbano y los trazos en papel, lograron registrar paisajes desconocidos de la Ciudad de Buenos Aires.
El arquitecto Sandro Borghini es integrante del grupo organizador y en diálogo con QuePasa, contó sobre la iniciativa: “El croquis hace referencia a un dibujo hecho en poco tiempo y tratando de buscar una síntesis. A veces con la simple línea podes definir la esencia. Cada uno dibuja lo que quiere, hace su propio recorte y utiliza la técnica que le parece”.

En 2010 realizaron la primera “salida”, allí croqui2comienza una rutina de sábado por mes donde se proponen dibujar distintos paisajes de la ciudad. Luego exponen todos los trabajamos en la calle y se reúnen en un café para intercambiar experiencias e impresiones del lugar visitado.

En los comienzos eran un grupo de no más de 15 personas, hoy ya son más de 80 en cada salida.

Según comentaron los organizadores, al poco tiempo que iniciaron el proyecto lograron tener resonancia en distintos espacios de la cultura, como invitaciones a museos y también se contagió a dibujantes de otras ciudades como Paraná, La Plata, Salto, Tandil, y distintas provincias. La repercusión fue tal que hace tres años se organiza el Encuentro Nacional de Croquiseros Urbanos.

“Empezamos a salir de Capital Federal porque nos fueron llegando solicitudes dsandro-borghini-hcde otros lugares, mediante el boca a boca sobretodo. San Isidro fue una de las salidas que llamamos complementarias y que siempre nos llamó la atención por su imagen colonial que todavía conserva”, comentó Borghini.

Los directores de la organización de fomento de artistas “San Isidro es Arte”, Alejandra Grayeb y Patricio Lutteral, contactaron a los croquiseros y los invitaron a visitar el casco histórico del ditrito.

En el comienzo, el grupo se concentró en la Catedral de San Isidro para realizar la primera pintura; luego continuaron por el resto del casco histórico. Al mediodía, el encuentro continuó en el Club Atlético San Isidro. Los Croquiseros fueron recibidos con un almuerzo en el comedor del club de rugby CASI y después aprovecharon para ilustrar también sectores de la sede.

casi-horacio-noni-

Partido en el CASI. Horacio Noni.

Luego de su recorrida por San Isidro, el Concejo Deliberante declaró sus salidas de Interés Cultural.  “En San Isidro te sentís un poco en otro país, todavía conserva ciertas callecitas coloniales, adoquines, las casonas centenarias, y poder ver la Catedral desde lejos es muy interesante”, sostuvo Borghini.

Asimismo, el arquitecto Isaac Rasdolsky se refirió a la repercusión en la calle: “Siempre hay muy buena recepción de los vecinos y la gente que nos ve dibujando en la calle, genera un impacto visual interesante. Personalmente me seduce mucho el paisaje de zona norte. San Isidro es una ciudad todavía muy artesanal, pareciera que no llegó la modernidad”. Y adelantó: “Tenemos intenciones de volver el año que viene, visitar Tigre y otras zonas no tan conocidas por los turistas, nos parecen las más interesantes de plasmar en dibujos”.

Para conocer más acerca de sus trabajos o contactarse para participar de la iniciativa podés entrar a su blog o en facebook los buscas como Croquiseros Urbanos Buenos Aires. Estos y otros trabajos sobre San Isidro: ACÁ