Ensayo 913: Música y cultura under, desde el corazón de Zona Norte

El programa sobre la movida cultural independiente se emite los domingos desde las 22 en FM Simphony 91.3, lleva cuatro temporadas al aire y brinda un espacio para la difusión de artistas y espacios del under.

Foto: Manuel Soria

Ensayo 913 es un programa de radio que se emite por Radio Simphony 91.3 los domingos desde las 22 horas, con el objetivo de promover y difundir la música independiente, no sólo en el ámbito local y regional, sino también a nivel nacional. Su propuesta consiste en visibilizar la obra de bandas y artistas, y brindar a los oyentes las novedades de la escena under, a través de una selección de música, columnas y entrevistas.

En ese sentido, el programa también se vincula con otros aspectos de la movida emergente: los circuitos culturales y comerciales alternativos, que conforman, en mayor o menor medida, los espacios de construcción de los artistas. Si bien Ensayo 913 se posa sobre una base en la que la música independiente y autogestionada toma un rol primordial, tampoco descuida otros aspectos de la cultura under.

Uno de los mayores problemas es que se sigue asociando lo emergente con lo improvisado, con algo poco profesional o de menor calidad. Nosotros queremos romper con ese paradigma.

En cuanto a la idea original, Nicolás Bonanatta, uno de los integrantes de Producto Bruto Ideas (PBI), la productora que realiza el programa, explica que “surgió de una necesidad de hacer radio, porque el mercado laboral no brinda tantas oportunidades, o si lo hace no permite plasmar las ideas de la manera que uno quiere”. Con Florencia Gómez, la otra parte importante de PBI,  tenían contacto con muchos músicos, y a fin del 2012 decidieron encarar el proyecto. “Había que escapar de los grandes medios masivos y no esperar que lleguen las oportunidades, generando algo que sirva de motivación personal y profesional. En ese momento entendimos que no son tantos los canales de difusión que hay para la música independiente y que hay muchos artistas que no son contemplados en los medios tradicionales”, dice el productor.

La productora PBI surgió casi al mismo tiempo que el programa, según cuenta Gómez, y fue “con la idea de darle un marco profesional a todos los proyectos que había para encarar: hacer una convocatoria para el staff del programa, generar contenido más allá de la radio o cubrir eventos”. También agrega que el hecho de construir por fuera de la estructura de Ensayo 913 “es una forma de no encasillarse”.

Ensayo_913_35
Foto: Manuel Soria

El programa está conducido por Nacho Casserly, con la co-conducción de Carolina Martínez y, desde San Isidro, busca empoderar a los artistas independientes, rompiendo con los prejuicios que existen sobre la autogestión. “Uno de los mayores problemas es que se sigue asociando lo emergente con lo improvisado, con algo poco profesional o de menor calidad. Nosotros queremos romper con ese paradigma, porque esta situación, conjugada con la falta de espacios para mostrarse, hace que la movida independiente sea tomada muchas veces como una cuestión de nicho”, enfatiza la productora.

No son muchos los lugares en los que los músicos pueden ir a tocar, donde se los respete o mínimamente donde no tengan que pagar para hacerlo. A esto, se suma el tema de las clausuras y la falta de legislación clara a nivel nacional, provincial y municipal. No hay voluntad política de poner en regla eso, en parte porque creo que molesta este tipo de expresiones emergentes. Hay que entender que la cultura no es sólo el Lollapalloza”, completa Nicolás.

A través de diferentes secciones, Ensayo 913 lleva al oyente una propuesta que informa y entretiene. Historia de Bandas, relata el pasado, presente y futuro de las bandas referentes en la escena emergente; Ensayo Federal es un recorrido por el mapa musical de los artistas de todo el país, donde el oyente se adentra en la cultura de una provincia, ciudad o región; en Lado B, Diego Beltrami da toda la información sobre la tecnología detrás de la música y las herramientas para dominar los conceptos técnicos musicales; De Gira, en la voz de Mariano Fernández, propone una crónica sobre los eventos de la movida under local con el testimonio de sus protagonistas. Además, completan el formato el Tocadiscos, donde se repasa el material discográfico de un artista y se analiza e interpreta su propuesta musical, y La Yapa, un informe elaborado con testimonios de referentes de la movida alternativa, intervenido por los componentes del lenguaje radiofónico.

Desde Ensayo 913 queremos remarcar la idea de la preferencia del héroe colectivo frente al héroe individual.

La radio como medio de comunicación fue históricamente un elemento fundamental de difusión de contenidos que muchas veces no tenían lugar en los medios masivos. A esto, se agrega en los últimos años la aparición del fenómeno de internet y las redes sociales. En ese sentido, tanto Bonanatta como Gómez, destacan que “se avanzó mucho con la aparición de medios alternativos y la utilización de las redes sociales”, aunque aclaran que “igual es muy difícil lograr posicionarse tanto por el bombardeo constante de información, como por la legitimación que le dan estos canales a los grandes medios como los marcadores de agenda”.

Ensayo_913_65
Foto: Manuel Soria

“Desde Ensayo 913 queremos remarcar la idea sostenida por Oesterheld, creador de El Eternatuta, de la preferencia del héroe colectivo frente al héroe individual. Llevado a la cultura, se trata de entender que uno solo no puede, que es necesario sumar a las individualidades dentro de un conjunto, abrirse a tejer redes”, destaca Bonanatta.

“Tomamos por costumbre preguntar en la mayoría de las entrevistas ‘¿Qué significa ser independiente?’ Bueno, para nosotros es hacer lo que nos apasiona y trabajar con gente que admiramos. Empezando por el equipo y hasta los entrevistados. A mí siempre me preguntan si mi sueño es trabajar con Dolina y no, yo quiero hacer esto y que nos vaya bien”, subraya Gómez.

 

Cuatro años, cuatro temporadas: los cambios y las dificultades

Desde el año 2013, son cuatro las temporadas que lleva en el aire de Simphony, y cada una de ellas tuvo particularidades, ya sea en cuanto al contenido, el formato, o las dificultades que conllevó hacerlas. El primer año fue experimental, porque “el programa salía grabado la madrugada de los jueves, era muy difícil venderlo, con sólo una hora de aire y en un horario marginal”, recuerda Nicolás, quien es además el operador técnico durante la transmisión.

Ya en el segundo año, comenzó a emitirse los sábados a las doce de la noche en vivo y las bandas tocaban desde la sala de ensayo que tiene la radio. “Todas las semanas teníamos una banda enchufada tocando y eso hizo que nos diéramos cuenta que el programa tenía que tener un rol social, en este caso con los músicos. Hacerles saber que es importante qué dicen, cómo lo difunden, cuáles son sus derechos”, afirma Bonanatta, y añade que, en paralelo a eso, se comenzaron a tocar temas como la Unión de Músicos Independientes (UMI), la Ley de Medios, que en su artículo 65 dice que las radios deben comprometerse a pasar un porcentaje de música independiente en su programación, los centros culturales, sus problemáticas y la Ley Meca. “Nos transformamos en un sujeto político, que ya existía, pero que hasta ese momento no podía reflejarse al aire”.

En su tercera temporada, el programa se dejó de hacer desde la sala y continuó con una postura más comprometida en relación a la cultura independiente y a la autogestión. Con la aparición masiva de las clausuras a espacios culturales y la falta de lugares para tocar, era necesario empezar a actuar y a contar esas problemáticas, a impulsar y darle visibilidad a esas cosas. “Fue el año que nos planteó un mayor desafío porque, por las temáticas que decidimos abordar, tuvimos que cambiar el formato casi por completo. Ensayo era para nosotros una hora de banda en vivo y transformarnos en un magazine era modificar la esencia de lo que veníamos haciendo. No sólo eso, sino que nos obligó a producir mucho más contenido. Esto nos dio el impulso para empezar a producir como lo hacemos ahora”, explica Florencia.

En esta cuarta temporada, se pasó al horario actual, los domingos a partir de las 22, y desde la producción también sostienen que hubo una maduración. “Dejamos de estar solos y nos asociamos, comenzamos a tejer redes. Hablamos con la Revista NAN, por ejemplo, para darnos mutua difusión. Rompimos el cascarón de Simphony y nos abrimos mucho más”, analizan.

 

Ensayo 913 le abre las puertas a la movida under, y busca poner sobre el tapete muchos de los temas que los medios tradicionales no abordan: Las problemáticas de la cultura, la música y el arte autogestivo e independiente, las historias de sus artistas, y las novedades de ese mundo que intenta salir a la luz, a fuerza de creatividad y dinamismo.

Compartir