“Los docentes no queremos hacer paro, pero nos ponen entre la espada y la pared”

Julio Ceresa, dirigente de SUTEBA, conversó con QuePasa sobre las negociaciaciones paritarias de los docentes.

“Sin acuerdo” es el título que repetimos los medios para dar cuenta de las, hasta ahora, fallidas negociaciones del gobierno nacional y provincial con los gremios docentes. Pasan los días y la preocupación de los docentes por cuidar su poder adquisitivo trae la incertidumbre de las familias sobre el comienzo de clases. QuePasa conversó con uno de los referentes de SUTEBA, Julio Ceresa,  dirigente de la de la CTA Zona Norte.

Pensando en la inflación, ¿cuánto es el aumento que calculan que el docente está teniendo que enfrentar desde el último cierre de paritarias?

Lo mínimo que hay que hacer en marzo es exigir un 30%, si uno calcula lo que aumentó el mes de diciembre y enero la inflación es un 10%, pero vamos para atrás porque en realidad lo que tenemos que calcular es de marzo a marzo, solamente de marzo a diciembre hay un 25% de inflación, si le sumamos los 10% estamos en un 35% de inflación, sin contar febrero. Lo que nos ofrecen en provincia es un 23,3% y cuando vamos a la segunda paritaria nosotros pensamos que se iban a empezar a acercar propusieron un 0,5%, es decir un total del 24,1%, a veces uno lo toma como si fuera una cargada. Porque si lo que dicen es que va a aumentar las luz y los servicios entre un 300 y 500%, están hablando de cosas absolutamente irrisorias. Lo escuche a Aranguren el otro día y dice que en un periodo de cuatro semanas tienen que aumentar el gas, entonces yo me pregunto: ¿en qué realidad viven? ¿A qué docente puede alcanzarle 7300 pesos para vivir?

Paritarias y duda del comienzo de clases es una figurita repetida de todos los febreros, ¿qué diferencia ves en este contexto?

Nosotros siempre fuimos coherentes con la responsabilidad de defender a los compañeros docentes. Nunca jamás bajamos las banderas de los docentes sea el gobierno que sea. Tanto es así que al ex gobernador Scioli le hicimos 17 días de paro el anteaño pasado, y el año pasado como nos dio un aumento como correspondía no tomamos medidas, porque nos dio un 34 y 38 % de aumento.  Ahora en este nivel de inflación, porque también hay que pensar que el dólar se fue de 9 a 16, y lo acompañaron todos los precios. Lo que el gobierno tiene que mirar es el aumento de precios sólo desde diciembre y enero y lo que viene para febrero, casi un 15% de aumento. Los compañeros docentes no van a poder comprar la comida para sus hijos. Nosotros jamás queremos no iniciar las clases y menos hacer paro. Lo peor que podemos hacer sobre todo para la escuela pública es no iniciar las clases, pero hoy es la única salida que tenemos, nos ponen contra la espada y la pared, porque si no nos van a escuchar nunca.

Desde los docentes, ¿qué se le puede decir al vecino, al padre que se encuentra con esta situación de incertidumbre sobre el comienzo de clases?

 Yo les diría que entiendan cuál es nuestra postura y qué es lo que estamos reclamando, que entiendan que nadie puede sostener con 7300 pesos a una familia tipo, ¿a quién le alcanza? Es verdad que algunos docentes tienen dos cargos, pero  hay muchos compañeros que tienen uno sólo ¿cómo hace ese docente con 7300 para viajar, comer, darle de comer a sus hijos todos los días del mes? Es imposible. Necesitamos que se pongan en nuestro lugar y que nos acompañen, porque  cuando la población en general nos acompaña, tenemos medidas más significativas y podemos hacer otras acciones, como en su momento hicimos la carpa blanca. Con la carpa lo que hicimos es mostrarle al gobierno que no estábamos de acuerdo y sin embargo la escuela seguía funcionando y seguíamos dando clase, tenemos que buscar alternativas para que esto también suceda. Pero de alguna manera la población nos tiene que acompañar, porque si no, entonces si estamos tomando medidas solos.

Compartir