Padre Pepe: “En 40 años el consumo de drogas creció y el Estado nunca estuvo a la altura del problema”

El cura de Villa La Cárcova habló sobre el centro de recuperación de adictos, las políticas para combatir la droga y la estigmatización de las villas.

El cura villero José María Di Paola, más conocido como el padre Pepe, párroco de la Villa La Cárcova, se refirió al narcotráfico y de la estigmatización de la población que vive en las villas de emergencia, en el programa Off the record. Además criticó que el Estado no haya tomado medidas para aminorar el consumo de drogas.

“En la villa la gente es mucho más generosa, te sentís en un ambiente que puede ser hostil en algún aspecto, pero hay un montón de gratificaciones muy valiosas”, explicó el sacerdote.

El padre Pepe aseguró: “La primera víctima de la inseguridad es la gente pobre porque vive en situaciones donde no hay nadie que los defienda. La gente está a merced de las cosas que puedan pasar. Un desafió nuestro es generar la institucionalidad”.

Consultado sobre la legalización de las drogas, Di Paola fue categórico: “No estamos a favor del autocultivo ni la liberación de la droga porque es un país que no ha trabajado con seriedad en años. En 40 años el consumo creció y el estado nunca estuvo a la altura del problema. El verdadero progresista que piensa que fumarse un porro no es nada, tiene que pensar que es mucho para un pibe que vive en una villa”, remarcó.

Fuente: La Nación

Compartir