Construyen el primer Centro para Adultos con Sordoceguera de la Provincia

Se hará en un terreno de Beccar que el Municipio de San Isidro cedió en comodato a la institución Fátima.

Con la plantación de un árbol en el terreno que el Municipio de San Isidro cedió en comodato a la institución Fátima, acción que culminará con la construcción del primer Centro de Día y Residencia para Adultos con Sordoceguera de Buenos Aires.

“El Municipio preservó este terreno -donde funcionó la fábrica de pilas Eveready- para que en una parte se realice la obra del hogar para adultos de Fátima y en otra una plaza con juegos integradores”, contó el intendente Gustavo Posse.

“Esta obra era muy necesaria porque los chicos que alberga nuestra Institución crecieron y ya no tienen que estar en un servicio escolar, la mirada es distinta”, expresó Alicia Rosaz, fundadora de Fátima.

Rosaz destacó que era fundamental que el proyecto se amplíe porque esta institución es la única que trata esta discapacidad como escuela.

El puntapié de inicio de las obras fue a través de la plantación de un árbol en el centro de este terreno que tiene una superficie de unos 650 metros cuadrados. Así quedará la obra finalizada en un terreno con una superpie de unos 650 metros cuadrados

Acerca de la institución Fátima

Es el primer centro educativo terapéutico dedicado exclusivamente para personas con sordoceguera de Latinoamérica. Es una escuela especial de contención y formación para chicos y jóvenes con sordoceguera, limitaciones visuales/auditivas y necesidades adicionales.

El lugar -ubicado en La Rábida 2688, Beccar- nació hace 27 años en San Isidro con el fin de lograr su integración social.

La institución, que recibe a 38 jóvenes entre tres y 38 años, tiene un equipo multidisciplinario compuesto por profesores en Educación Especial, auxiliares, psicólogos, psicopedagogos, fonoaudiólogos, nutricionistas, profesores de gimnasia, trabajadores sociales, terapistas ocupacionales y voluntarios.

Compartir